Épsilon Ecología

 

Humedales Artificiales

Reproducen los procesos de descontaminación de zonas húmedas naturales. El agua residual atraviesa un sustrato filtrante en que se fija la biopelícula bacteriana y la vegetación acuática que refuerza el proceso depurativo. 

Las planta empleadas pertenecen a especies de macrófitas acuáticas (hidrófitos- helófitos), que emergen por encima de la lámina de aguas; carrizo/espadaña, juncos, aneas, etc.

·         Humedales de Flujo Subsuperficial

El agua residual, tras someterse a un tratamiento primario (fosa séptica), atraviesa un sustrato filtrante (grava) en el que se implanta la vegetación. Según la dirección en la que el agua discurra por el humedal puede diferenciarse:

 - Vertical


 El agua atraviesa el sustrato verticalmente, alimentándose el humedal en superficie y recogiéndose por el fondo a través de un sistema de drenaje.

Deben predominar condiciones aerobias por lo que la alimentación al humedal se realiza de manera intermitente mediante sifones autodescargantes, siempre que la topografía lo permita, o por bombeo en su defecto. Igualmente, se disponen unas chimeneas de ventilación conectadas al sistema de drenaje para favorecer la oxigenación del sustrato.




Horizontal

 El agua recorre horizontalmente el humedal, que permanece encharcado por debajo de la superficie, por lo que predominan condiciones anaerobias (ausencia de oxígeno libre).

La combinación en serie de ambos tipos de Humedal Subsuperficial, lo que implica una alternancia de condiciones aerobias-anaerobias, permite además la eliminación de nutrientes (nitrógeno y fósforo) presentes en el agua residual.  


·         Humedales de Macrófitas en Flotación

 Esta modalidad de Humedal Artificial elimina el sustrato filtrante, disponiéndose la vegetación en mallas plásticas sobre la lámina de agua y empleando para ellos distintos sistemas de sujeción.  

En función de la profundidad del humedal, éste podrá funcionar conjuntamente como tratamiento primario y secundario (humedales profundos), o como tratamiento secundario (humedales menos profundos) alimentado con agua de un tratamiento primario previo.

·         Humedales de Flujo Superficial

El agua discurre libremente en superficie, en contacto directo con la atmósfera, recorriendo el humedal a través de los tallos y hojas de la vegetación donde se fija la biopelícula bacteriana. Debido a sus mayores requerimientos de superficie, suelen emplearse como tratamiento de afino de aguas ya tratadas, para mejorar y homogeneizar la calidad del efluente.