Épsilon Ecología

 

Problemática 

El grado de depuración de las aguas residuales urbanas (ARU) generadas en núcleos de población con menos de 2.000 habitantes-equivalentes se estima aproximadamente en el 50%Esta bajo grado de depuración se debe, entre otras, a las siguientes causas:

- Escasa capacidad técnica y económica de los Ayuntamientos. Los elevados costes, sobre todo de explotación y mantenimiento, de los sistemas de depuración convencionales, así como la complejidad de las labores para su operación son, en la mayoría de los casos, insostenibles para los pequeños ayuntamientos.

- Alto grado de dispersión de la población. La población de zonas rurales y pequeños municipios se encuentra muy repartida en el territorio, lo que dificulta la concentración de las ARU para su tratamiento centralizado y más económico. El 52% de la población se concentra en 143 municipios, mientras que menos del 6% se reparte en más de 5.800 localidades. 

 - Importantes oscilaciones de caudal y carga contaminante durante el día. El menor tamaño de la aglomeración urbana provoca grandes cambios tanto en el caudal de aguas residuales a tratar, como en la carga contaminante que entra a la instalación de depuración al no existir el efecto laminador de puntas que se produce en las grandes y medianas poblaciones, dificultando el proceso de depuración.

- Pérdida de economía de escala de las infraestructuras de depuración y sus costes asociados; mayores costes por habitante servido a medida que disminuye el tamaño de la población.

- Falta de definición de la normativa aplicable para este tamaño de núcleos urbanos. La legislación no establece límites específicos de vertido de los distintos parámetros, al contrario que para las grandes y medianas poblaciones, y establece como requisito un "tratamiento adecuado" de las aguas residuales.

- En ocasiones, falta de sensibilización y concienciación ambiental ante la incidencia sobre el medio ambiente de los vertidos no depurados adecuadamente.

- Redes de saneamiento en mal estado.

Solución

Las Tecnologías Naturales de Depuración imitan los procesos de descontaminación que se producen en la naturaleza, mediante la implantación, en un entorno controlado, de Humedales Artificiales, Lagunas y/o sistemas de Filtración.

- Presentan costes de implantación, y explotación y mantenimiento muy inferiores a las tecnologías convencionales.

- Labores de explotación y mantenimiento sencillas y que no requieren de personal especializado. 

- Mínimo empleo de equipos electromecánicos, lo que reduce la ocurrencia de posibles averías.

- Consumos energéticos muy bajos o incluso nulos. 

- Son robustas y fiables ante las oscilaciones de caudal y carga, características de las pequeñas poblaciones.

- Excelente integración paisajística y ambiental en entornos naturales y rurales.

- Simplifican y abaratan la gestión de lodos generados en el proceso de depuración.

- El ahorro energético se compensa con mayores requerimientos de superficie por habitante servido en comparación con las tecnologías convencionales.             

Dossier Depuración Épsilon Ecología